2 vestidos para 1 novia 8 noviembre, 2016 – Posted in: Orgarniza tu boda – Tags: , , , , ,

En algún momento de nuestras vidas todas, o casi todas, hemos fantaseado sobre cómo sería nuestra boda y claro, puestos a imaginar… queremos el novio ideal, el clima perfecto, la tarta deliciosa y, como no, un vestido de ensueño con el que dar el famoso “sí, quiero”. Pero ¿y si no hubiera un solo vestido? cada vez son más las novias que optan por usar distintos vestidos durante la boda y no hablamos solo de celebrities. Así pues, ¿qué ocurre cuándo decides tener dos vestidos de novia? ¿cuál es el momento indicado para cambiarte?

Vestido de novia original

Vestido convertible

Lo primero que debes saber es que depende del tipo de vestido con el que se reemplace al vestido principal. El truco está en hacerlo en un momento donde el cambio se vea con naturalidad, un momento ideal para ello es al pasar de un espacio a otro (ceremonia-cóctel; cena-pista de baile; iglesia-restaurante), para dejar que los tiempos de la boda fluyan con elocuencia. Así lo hicieron Beatrice Borromeo (esposa de Pierre Casiraghi), Sofía Vergara en su bodorrio con Joe Manganiello o la mismísima hija del dueño de la firma Pronovias, Gabriela Palatchi.

Otra opción más original e incluso económica y práctica desde un punto de vista de organización, es el vestido de novia que se transforma: un vestido 2 en 1 al que se le añaden o quitan cosas para que parezca diferente. Un vestido de tubo o sirena con corte de fiesta puede modificarse en traje de novia durante el día añadiendo una falda con capas de tul que se ajustan mediante un cinturón, un tocado de flores o distintos accesorios, ¡todo es posible!

Vestido dos en uno

Vestidos convertibles

El efecto night gown (traje de noche) se puede trazar cambiando los zapatos por un tono colorido, colores cálidos que llenen de recuerdos tan especial velada y más aún ¡si el traje es nuevo! No olvides que no necesariamente debes ser una novia tradicional o estar sujeta a las tendencias del momento.

Sin importar los modelos, recuerda siempre que el vestido debe estar hecho a tu medida y no al revés. Escoge con suma precaución los tejidos y el tipo de vestido sin olvidar algo que quizá nadie te dirá pero que es crucial: debes estar cómoda. Existen telas delgadas y algunas un tanto más gruesas, detalles que no hay que ignorar para no acabar sudando de más o pasando frío. Los zapatos, que también podrás cambiarte, juegan un papel muy importante en tu día especial, estos deben ser confortables y que hagan juego con lo que llevas puesto, nadie quiere ser una novia incómoda que no puede bailar. Por si acaso, ten a mano para ti y para tun invitadas unas bailarinas plegables y haz el cambio cuando lo veas necesario ;).

Wedding Dress

Vestido 2 en 1 de Stella York

Sin importar todos los intríngulis del día, recuerda que es tu momento y disfrútalo. Es uno de esos momentos vida, es el momento en el que decides llevar una vida junto a la persona que más amas, y claro ¡quieres estar radiante! Más si tienes un vestido 2 en 1 para estrenar.